25
Lun, Ene

El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, y el alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, han mantenido hoy un encuentro institucional que ha tenido lugar en el Ayuntamiento algecireño. Cita en la que el jefe del Gobierno autónomo ha estado acompañado por la vicepresidenta primera de la Ciudad y también consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales, Mabel Deu.

El Gobierno de la Ciudad ha destinado más de 217.000 euros a la atención humanitaria y sociosanitaria de los inmigrantes irregulares que han llegado a Ceuta desde finales del mes de julio, fecha a partir de la cual, siguiendo instrucciones de la Secretaría de Estado de Inmigración, la Ciudad se ha hecho cargo del aislamiento preventivo de los inmigrantes.

Ante la gravedad de la situación, la Delegación del Gobierno y la Ciudad Autónoma, han celebrado hoy una nueva reunion, que da continuidad a las anteriores, en la que se ha analizado la evolución de la pandemia, especialmente en lo que hace referencia a la tasa de personas contagiadas, que en Ceuta asciende ya a 315 personas por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas.

La Consejería de Presidencia y Relaciones Institucionales ha procedido durante el día de hoy al cierre temporal de la nave del Tarajal a la que, una vez realizadas las tareas de desinfección y limpieza, serán trasladados los inmigrantes irregulares que tienen que hacer el aislamiento preventivo obligatorio, del que se encarga la Ciudad Autónoma desde finales de julio siguiendo las instrucciones de la Secretaría de Estado de Inmigración.

El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, ha descubierto hoy, en presencia de su familia, la placa en recuerdo de Isidro Jarque, el funcionario municipal al que está dedicada la Sala de la Rotonda del Palacio de la Asamblea. Jarque (Ceuta, 1929-1993) es una persona recordada y muy querida en el Ayuntamiento, para el que trabajó desde principios de los años 50, tal y como hoy ha rememoradoVivas a sus hijas, Paloma y África, que han participado en este íntimo homenaje junto con el resto de familiares en la Planta Noble del Palacio de la Ciudad.

El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, y la delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, han encabezado la reunión mantenida hoy entre ambas Administraciones para abordar la evolución de la pandemia de la COVID-19 y plantear, si fuera necesario, nuevas medidas restrictivas para frenar el número de contagios.

El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, y el comandante general, Alejandro Escámez, han visitado esta mañana la nueva Unidad de Rastreo que la Consejería de Sanidad, Consumo y Gobernación ha habilitado en sus instalaciones del Hospital Militar para realizar el seguimiento de los casos de coronavirus y el estudio de contactos - rastreo- de los casos sospechosos o en investigación.

La Dirección General de Emergencias y Protección Civil, dependiente de la Consejería de Presidencia y Relaciones Institucionales, ha reunido hoy a los grupos operativos, entidades y servicios que participan en el Plan Especial de Inundaciones de Ceuta (INUNCE), al objeto de actualizar los procedimientos que se deben aplicar en el caso de que en Ceuta se viera afectada por lluvias torrenciales y otros fenómenos meteorológicos adversos.

El Gobierno de la Ciudad cifra en 65 millones de euros el impacto que la pandemia provocada por la COVID-19 ha tenido en el Presupuesto de 2020. Es una primera valoración provisional, tal y como ha recalcado su presidente, Juan Vivas, quien ha desglosado que este importe procede tanto por los gastos que la crisis sanitaria, económica y social, cifrados en unos 45 millones de euros, como por la caída de ingresos, que se estima será de 19,2 millones al finalizar el año.

El presidente de la Ciudad ha descartado de momento solicitar el estado de alarma, aunque sí se ha mostrado muy preocupado por la evolución negativa que la crisis sanitaria tiene en Ceuta durante las últimas cuatro semanas y ha estimado que, si esta evolución continúa al ritmo actual, en 14 días Ceuta habrá igualado las medias nacionales, por lo que no puede descartarse la eventualidad de tener que “desandar lo andado” en materia de restricciones “drásticas” a la movilidad y en las comunicaciones, decisiones que estarán siempre avaladas “por los criterios técnicos de los facultativos del área de Sanidad”, ha añadido Juan Vivas.

El presidente de la Ciudad ha expuesto la necesidad de atajar el problema de “extraordinaria envergadura” que supone la situación migratoria teniendo en cuenta los actuales datos con más de 700 marroquíes que están siendo asistidos por la Ciudad, entre menores y adultos. Solo desde el 26 de julio han sido más de 160 los que han llegado vía marítima.

El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, ha rubricado el decreto de emergencia que reforzará la protección y seguridad de la comunidad educativa frente a la COVID-19 de cara al comienzo del curso académico el próximo 10 de septiembre, y con el propósito de minimizar los riesgos de contagio entre la población escolar, y de acuerdo a las medidas acordadas en la reunión del Consejo Interterritorial de Sanidad conjuntamente con Educación.

Síguenos en:

facebook twiter