27
Vie, May

El Consejo de Gobierno da luz verde a un expediente de modificación de crédito de 61,8 millones de euros para hacer frente al COVID-19

Hacienda
Tipografía
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Consejo de Gobierno se ha reunido hoy de manera extraordinaria para aprobar, de manera inicial, el expediente de modificación de crédito que, por importe de 61,8 millones de euros, está encuadrado en el plan de medidas urgentes e inaplazables, de verdadera emergencia, con el que se pretende dar respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la crisis del COVID-19.

Con este trámite se ha iniciado el procedimiento para poner en marcha el plan de medidas anunciado por el presidente de la Ciudad el pasado viernes. Se trata de una iniciativa con la que el Gobierno presidido por Juan Vivas pretende poner todos los medios a su alcance para al menos paliar las graves consecuencias que esta crisis está dejando en Ceuta.

Este plan pretende tres objetivos: colaborar con el INGESA en todo lo que sea preciso para prevenir, contener, luchar y vencer al virus; atender las necesidades de emergencia social que ha provocado la crisis; y apoyar al tejido productivo local, en particular autónomos y microempresas para que, una vez alcanzada la normalidad, puedan seguir generando empleo y riqueza, contribuyendo de manera vital al sostenimiento de los servicios públicos esenciales.

Al margen de ello, el Gobierno continúa siguiendo de cerca la evolución de la situación epidemiológica de la ciudad en relación al COVID-19 e implementando recursos para dar cobertura a las emergencias que vayan surgiendo en la actual situación.

Así, la Consejería de Sanidad remitirá hoy al Ministerio el listado de infraestructuras hoteleras y de clínicas privadas que puedan ser utilizadas en el caso de que el Ingesa precisara de otros recursos asistenciales.

La Consejería también tiene perfilado el procedimiento para la utilización de hostales para aquellas personas que no puedan cumplir el aislamiento domiciliario porque su vivienda no reúna las condiciones para ello. Se trata así de un recurso social y no sanitario o medicalizado, tal y como ha querido dejar claro el consejero del área en la reunión de hoy.

Síguenos en:

facebook twiter