30
Lun, Ene

El Gobierno llama a respetar las normas para minimizar los efectos negativos de la población de gaviotas

Medio Ambiente
Tipografía
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Boletín Oficial de la Ciudad de Ceuta de hoy, viernes, publica un bando instando a reducir los factores que favorecen la población urbana de gaviotas para minimizar los efectos negativos que esta tiene. Cumplir las ordenanzas en materia de limpieza pública viaria y uso de espacios públicos y evitar comportamientos incívicos, tales como depositar alimentos en la calle y sacar la basura fuera del horario que establece la normativa son, a modo de resumen, los emplazamientos a la ciudadanía que rezan en ese edicto, enmarcado en el Plan de acción para el control de la gaviota patiamarilla, la popularmente conocida como pavana, de la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad.

La necesidad de actuar radica en que esa población sedentaria ha modificado paulatinamente sus hábitos reproductores y de alimentación y centrado su actividad en áreas urbanas en detrimento de los hábitats naturales, al igual que en el resto del país. De hecho, desde 2008, la especie ha sextuplicado el número de parejas reproductoras en la trama urbana local.

Molestias por ruido, especialmente por las noches; vuelos intimidatorios, deterioro de los edificios y monumentos por la acumulación de excrementos; suciedad, olores persistentes y aumento de las condiciones de insalubridad son, de manera resumida, las consecuencias que acarrea aquella situación.

“Por todo ello, se hace absolutamente necesario el debido cumplimento de lo previsto en distintas ordenanzas municipales que abordan y prohíben los comportamientos que devienen en el abandono y vertido de residuos orgánicos y basura en nuestros espacios público”, reza en el bando.

Por un lado, ese escrito recuerda que está prohibido arrojar a la vía pública todo tipo de residuos, dar de comer a los animales y tirar la basura fuera del contenedor o sin respetar el horario para ello establecido en la normativa; y, por otro, señala obligaciones de los ciudadanos, tales como depositar las basuras en bolsas o sacos de plástico y no a granel, en paquetes, cajas o similares, así como cerrar el contenedor después de haber dejado en él los residuos.
Sanciones desde los 150 euros

Actuar de manera contraria a la indicada, recuerda el bando, es sancionable con multas que van desde los 150 hasta los 901 euros e incluso hasta los 3.000 euros, según cuál sea la ordenanza infringida. En línea con esto, en el bando también se apunta que los agentes de la autoridad denunciarán las conductas que contravengan la normativa local, si bien, dado que el afán de la Ciudad no es recaudatorio, habrán de transmitir a los vecinos las recomendaciones a seguir para disminuir la problemática generada por las gaviotas y mantener la ciudad limpia.

Esos mensajes son: depositar los residuos domésticos siempre dentro de los contenedores, y nunca junto a los mismos, en el horario establecido; cerrar siempre la tapa del contenedor una vez depositada la bolsa con los residuos; no proporcionar comida a las gaviotas en ningún espacio público; y no abandonar restos de alimento en la vía o espacios públicos y solares privados, de modo que queden disponibles para las gaviotas.

Además, el bando concluye con la indicación de que, si alguien observa un comportamiento contrario a la normativa de limpieza y uso de espacios públicos, puede avisar a la Policía Local llamando al Teléfono de Emergencias 112.

Síguenos en:

facebook twiter