03
Vie, Feb

El Gobierno presenta un Proyecto de Presupuesto "social, equilibrado y prudente" para 2018

Hacienda
Tipografía
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La consejera de Economía, Hacienda, Administración Pública y Empleo, Kissy Chandiramani, ha presentado hoy el Proyecto de Presupuesto General de la Ciudad para 2018, un documento al que el Consejo de Gobierno ha dado su visto bueno y que ha definido como “social, equilibrado, práctico y prudente”, elaborado con “todas las cautelas necesarias” hasta conocer si los Presupuestos Generales del Estado de 2017 se prorrogarán para el próximo ejercicio.

El Presupuesto consolidado para 2018 contempla 304,8 millones de euros, un incremento de 4,46 % respecto al de este año, ha explicado Chandiramani. Corresponden a ingresos corrientes 263 millones de euros y los de capital ascienden a 41 millones, un 14 % más que este año, lo que tiene su repercusión en el Plan de Inversiones, al que el Gobierno quiere dar "un importante impulso en el tramo final de la legislatura”.

La consejera tiene previsto convocar a los portavoces de los grupos políticos para mantener una reunión en el seno de la Comisión Informativa de Hacienda el viernes y que el documento pueda ser aprobado inicialmente por el Pleno de la Asamblea el próximo 3 de noviembre, momento a partir del cual pasará el preceptivo periodo de exposición pública y de alegaciones antes de que vuelva a ser ratificado, en este caso definitivamente, por la Asamblea a finales de diciembre.

Entre las actuaciones incluidas en el Presupuesto del próximo año figuran obras como las de la Plaza Nicaragua, Jáudenes, Plaza de África y avenida Sánchez-Prado, pasarelas de Miramar y Arroyo Paneque, la construcción del nuevo polideportivo Díaz-Flor, la sustitución de parte de la solería del Paseo del Revellín y obras en Juan XXIII, Polígono, avenida de Otero o Junta Obras del Puerto.

Las transferencias corrientes consolidadas suponen el 31,15 % del total de los ingresos de la Ciudad y han visto incrementadas sus asignaciones un 2,58 % de forma interanual. Las principales partidas incluidas son las correspondientes al Fondo de Suficiencia con 34.544.740 euros, la participación en Tributos del Estado con 25.032.040,67 euros (la misma cantidad que en el 2017), los Planes de Empleo con 11.162.830 euros (también idéntica cifra que este año), el Fondo de Cooperación con 9.119.170 euros (un 14,09 % menos que en el año precedente), la compensación del agua con 3.964.650 euros y los Fondos Europeos con 2.370.429 euros.

Desde 2012, las transferencias corrientes consolidadas llevan una senda creciente. Han pasado de los 71,6 millones de euros entonces a los 94,7 millones euros en el año 2018, es decir, un incremento del 32,52 %. “Con ello, mediante la aplicación de estos recursos, la Ciudad puede hacer frente con solvencia al conjunto de sus gastos corrientes, incluidas las cargas financieras, además de a la devolución de la deuda", ha explicado antes de completar: "En este sentido, el presupuesto 2018 se presenta equilibrado, en cumplimiento de las normas vigentes en la materia”.

En el capítulo financiero, Chandiramani también se ha referido a la reducción de la deuda, que se situará en 2018 en el 71,87 % de los ingresos consolidados. "Todos nos podemos congratular si recordamos que en 2012 se encontraba en el 117 %", ha comentado.

Un documento "eminentemente social"

Para la consejera, es importante reseñar cuatro aspectos fundamentales del documento: que se trata de un presupuesto “eminentemente social”, donde al margen de atender las obligaciones cotidianas y normales de la Ciudad, el gasto en ayudas de tipo social -descontando lo que cuesta la gestión y el personal- asciende a más de 60 millones de euros. En este ámbito, la gran novedad radica en el incremento -prácticamente se duplica- a 1,2 millones de euros para la adquisición de libros, “lo que garantiza la gratuidad plena de los libros escolares de Infantil y Primaria para el próximo curso”, ha matizado. Además, también ha aludido a la consolidación de los servicios públicos básicos de calidad, algo que se verá con el incremento de plazas en Bomberos y Policía Local, y el impulso que, desde Procesa se dará al proyecto Safe City, cuya primera fase se licitará próximamente. Otros servicios que se refuerzan son aquellos que, durante la crisis, se vieron mermados. Entre ellos, mercados, cementerios o mantenimiento de edificios públicos.