17
Mié, Ago

La Ciudad mantiene su apuesta por Arroyo Paneque y sacará el proyecto a licitación

Hacienda
Tipografía
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Reunida este jueves, la Comisión Informativa de Hacienda ha analizado las enmiendas y alegaciones presentadas a la primera modificación de créditos del Presupuesto de 2022, aprobada inicialmente por el Pleno el pasado 30 de mayo y que ha permanecido en exposición pública durante un periodo de 15 días. La titular del área, la consejera Kissy Chandiramani, ha valorado el gran esfuerzo realizado por los técnicos de Hacienda para ultimar este expediente.

Chandiramani ha indicado que la Comisión Informativa ha dado luz verde a las alegaciones presentadas por el PP y el PSOE tras el acuerdo alcanzado por ambos grupos políticos. Así, la propuesta que, finalmente, llevará la consejera al Pleno para su aprobación definitiva contempla iniciativas como la de dedicar casi un millón de euros a la necesaria sustitución del césped artificial del estadio Alfonso Murube a uno de hierba natural, medida que, tal y como se anunció hace unos días por la Consejería de Juventud y Deporte y la Real Federación de Fútbol viene motivada por el ascenso de la AD Ceuta a la Primera División RFEF.

Además de la creación o incremento de distintas subvenciones canalizadas a través de la Consejería de Educación y Cultura, la propuesta incorpora la creación de una partida en el Plan de Inversiones para la peatonalización de Remedios-Azcárate (600.000 euros), el mantenimiento del polideportivo Díaz Flor (1,1 millones) o la pista de atletismo (casi 700.000 euros). De igual modo, se crea otra partida para la remodelación de las calle Velarde, Amargura y Marqués de Santa Cruz.

En su comparecencia de hoy ante los medios, la consejera se ha referido a otra de las actuaciones incluidas en la modificación de créditos, la de Arroyo Paneque. Una obra que, tal y como ha recordado Chandiramani, fue encargada a Tragsa en la legislatura anterior. “Durante la ejecución se han producido problemas (el encarecimiento del precio del acero, entre otros) que ha provocado que la obra se alargara más en el tiempo”, por lo que, finalmente y ante las incidencias producidas, el Ejecutivo autonómico se ha visto obligado a desistir de ese encargo al medio propio y sacar el proyecto a licitación, siendo también preciso incrementar el presupuesto hasta los 16 millones para el concurso público.