02
Jue, Feb

La Ciudad cumple su compromiso y anula la tasa de los vados para personas con discapacidad

Hacienda
Tipografía
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La consejera de Economía, Hacienda, Administración Pública y Empleo, Kissy Chandiramani, ha comparecido hoy, tras la reunión del Consejo de Gobierno, para informar de que Servicios Tributarios ha dejado sin efecto la tasa para los vados que ocupan personas con movilidad reducida, anuncio que además ha sido publicado hoy, en una edición extraordinaria del Boletín Oficial de la Ciudad de Ceuta (BOCE).


Chandiramani ha explicado que, el decreto de derogación parcial de la Ordenanza Fiscal Reguladora de los aprovechamientos especiales y usos privativos del dominio público para aparcamiento exclusivo, el Gobierno ha atendido no solo un compromiso plenario sino también la demanda de las asociaciones y de los grupos políticos de la Asamblea. Servicios Tributarios ha revisado la aplicación de esta ordenanza y anulado las 45 liquidaciones practicadas por este concepto, así como la devolución las cantidades ingresadas por este concepto, que ya habían abonado una decena de personas.

Los servicios tributarios tienen registradas 145 reservas de espacio de vía pública para aparcamiento exclusivo de personas con discapacidad y se notificaron y emitieron 45 liquidaciones tributarias. Durante la tramitación de estos procedimientos se recibieron numerosas quejas de los usuarios, concluyéndose la necesidad de revisar los procedimientos iniciados, así como de la aplicación de la ordenanza fiscal aludida.

En el decreto publicado se destaca que “la aplicación de la tasa liquidada por la Reserva de la vía pública para aparcamiento exclusivo de personas con movilidad reducida vulnera lo dispuesto en el artículo 1 de Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social”, lo que “supone una traba para el normal desarrollo de los mismos contraviniendo de la obligación de la Administración de garantizar el derecho a la igualdad de oportunidades y de trato, así como el ejercicio real y efectivo de derechos por parte de las personas con discapacidad en igualdad de condiciones respecto del resto de ciudadanos y ciudadanas”.