16
Mar, Abr

El parque de Santa Catalina será una realidad en primavera

Fomento
Tipografía
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Santa Catalina Juan Vivas Susana Román Jorge Chaves parque periodistas obra proyecto plano arquitecto fomento presidentewebEl presidente de la Ciudad, Juan Vivas, acompañado por la consejera de Fomento, Susana Román, ha visitado la obra de conversión en parque del espacio que en el pasado ocupó el vertedero de Santa Catalina. Estos trabajos, que ya han comenzado, estarán terminados en un plazo de entre seis y siete meses. Vivas se ha referido a la sucesión "larga, costosa y necesaria" de actuaciones para conseguir lo que será una realidad aproximadamente en febrero del año que viene: que el espacio otrora vertedero sea un lugar de esparcimiento de 67.000 metros cuadrados.

"Larga", ha explicado el presidente, porque la primera actuación comenzó en 2003, cuando se clausura el vertedero y comienza la primera fase del proyecto, consistente en el sellado, eliminación del vertedero y rebaja de la cota; "costosa", ha calificado, porque esta "cadena" de actuaciones tiene un presupuesto global de en torno a los 10,5 millones de euros, los que resultan de sumar los más de ocho invertidos en la primera fase y los 1,2 millones de presupuesto que absorberá la segunda; y "necesaria" ya que el vertedero constituía un "grave atentado" contra el medio ambiente al que el Gobierno hizo frente poniendo en marcha la planta de transferencia de residuos.

Vivas ha valorado cómo enriquecerá el paisaje esta actuación, puesto que al entrar en Ceuta por mar lo que se verá es un parque y no una montaña de basura, como ocurría antes; y también ha comentado que, hecho esto, se abre la posibilidad de recupera la zona de baterías de la zona.

El proyecto

La segunda fase del proyecto de eliminación del vertedero para su conversión en parque contiene dos actuaciones complementarias, que son la restauración vegetal y las mejoras en elementos de seguridad, accesos y alumbrado, y todo ello con el objetivo de construir un espacio que conjugue los objetivos medioambientales con los sociales.

El parque, según el proyecto, se articula en ocho plataformas de concepción circular situadas a distintos niveles y entrelazadas mediante sendas de recorridos serpenteantes.
La financiación del proyecto es con cargo al Fondo de Cohesión, de manera que la Ciudad aporta el 20 %, salvo en la parte relativa a los elementos de seguridad, accesos y alumbrado, incluida en la segunda fase, la que ahora está en marcha, que corre cien por cien por cuenta de la Ciudad.