02
Jue, Feb

La Asamblea da luz verde al Presupuesto de 2017, que prioriza las políticas sociales, los servicios públicos y la inversión

Hacienda
Tipografía
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Pleno de la Asamblea ha dado hoy su aprobación al Presupuesto General de la Ciudad para 2017, documento que contempla 291,8 millones de euros y pone el acento en el mantenimiento de servicios públicos de calidad, la política social y las inversiones, tal y como ha defendido a lo largo de la sesión, que se ha prolongado durante cinco horas, la consejera de Economía, Hacienda, Administración Pública y Empleo, Susana Román.

Román ha defendido hoy ante el Pleno que el Presupuesto que el Gobierno ha elaborado para el próximo ejercicio favorece la cohesión social, al continuar priorizando el mantenimiento de las políticas sociales, entre las que se incluyen también las áreas de juventud, sanidad, deporte o las políticas de igualdad. A estas políticas se destinan 60 millones, mientras que otra de las grandes cifras, la del capítulo de inversiones, llega hasta los 75 millones, algo que será posible por la buena situación financiera de la Ciudad.

Y en este último ámbito la consejera ha destacado la regeneración de zonas degradadas y renovación de mercados de barriadas, el paso elevado de Miramar, la conexión de Hadú con el Sardinero, la reposición y mejora de las redes de abastecimiento y saneamiento, también del pavimento y el alumbrado público, la remodelación del polideportivo Díaz Flor, las nuevas pistas deportivas, la reanudación de las obras en la Estación de Ferrocarril o la culminación de la rehabilitación de las viviendas de Santiago Apóstol y Los Rosales, entre otras actuaciones. Aparte de lo resaltado cabe destacar, por otro lado, las actuaciones para mejora y conservación de servicios básicos, vías y edificios públicos. Además, se ha incluido una fuerte inversión para reforzar los servicios de limpieza, playas, repoblación forestal, mantenimiento de colegios y campus universitario.

Pago a proveedores: de 77 días a menos de 4.

La línea prevista para el próximo año será la de la “prudencia, eficacia y eficiencia” en la sostenibilidad de los servicios, la estabilidad en el empleo público, así como en el pago a proveedores, que han pasado de cobrar en 77 días –dato de marzo de 2016- a hacerlo, de media, en 3,91 días a fecha de 31 de octubre. “Se atienden y se van a atender en niveles óptimos de prestación los servicios básicos, en los mismos estándares de calidad que en el resto de España”, ha afirmado la consejera que ha garantizado, a través del Presupuesto, el mantenimiento de la red de servicios básicos, prestaciones para los colectivos más vulnerables, y el impulso a la renovación de infraestructuras.

En el ámbito de los servicios básicos, se destaca, por ejemplo, el compromiso del Gobierno de licitar un nuevo contrato de limpieza para la limpieza de vaguadas, solares, jardines y todo aquello que no esté incluido en el contrato con TRACE; así como reforzar de manera importante las actividades que giren en torno al ciclo integral del agua, así como las actuaciones orientadas a la eficiencia energética en alumbrado.

Políticas sociales, asunto prioritario

En lo que respecta al ámbito social, el Gobierno resalta el gran esfuerzo y dedicación que incluye el documento presupuestario consolidando, por ejemplo, la partida del Ingreso Mínimo de Inserción Social (IMI), ayudas al alquiler y prestaciones básicas, interconectadas con las políticas activas de empleo para que no se conviertan en situaciones estanco para población en exclusión, “sino que se busque una consecuencia final como es la formación y la inserción laboral”. Por ello, desde el Gobierno se quieren proyectar más actividades formativas a través de escuelas taller, talleres de empleo y casas de oficio., sin olvidar que para luchar contra el desempleo, “el principal enemigo a batir”, y sin competencias la Ciudad destina 11 millones de euros a la configuración de los Planes de Empleo, para los que la consejera ha anunciado una revisión consensuada del modelo.

En otro orden de cosas, la consejera ha anunciado la consolidación del servicio de comedores escolares en verano y que si bien el programa de becas se podido cubrir en una cuantía inferior a lo presupuestado este año – y de ahí que se haya tomado como base para el presupuesto del próximo-, en el caso de que no fuera suficiente por cualquier causa se procedería a su ampliación de manera inmediata. Igualmente Román ha anunciado que en el periodo de alegaciones se subsanará el error material por el que no figura la subvención a las entidades islámicas.

Susana Román ha resaltado la consolidación de ingresos, tanto corrientes como los de capital, una vez superada la crisis. Y si bien, en este ejercicio no se han aumentado – en un principio por la situación de conformación de gobierno reciente y la prórroga de los Presupuestos del Estado de este año- “sí podemos contar con la estabilidad de los mismos”, ha subrayado. Esto viene motivado por la garantía por parte del Estado de las transferencias que por primera vez se introdujeron en la Ley de Presupuestos aquellas materias que venían soportadas por convenios.

Endeudamiento reducido un 42% desde 2012

Ha recordado que la Hacienda de la Ciudad está saneada y que ya quedó atrás el Plan de Ajuste al que se tuvo que someterse para mantener la institución a flote de la crisis económica y que ha conseguido cumplir con los objetivos marcados de contención del gasto y reducción del déficit. Además se ha logrado reducir de manera considerable el nivel de endeudamiento. Desde 2012, la deuda de la Ciudad ha bajado un 42%, algo que en términos absolutos se traduce en 90 millones de euros, y se ha cumplido con el objetivo de llegar al nivel óptimo de endeudamiento, que se ha situado en un 74,94%. Otro indicador es la evolución de los intereses pagados por la deuda a corto y largo plazo consolidado, que lleva una senda decreciente desde 2013 y que este año ha vuelto a bajar en un 26,9%.

“La buena gestión realizada por el Gobierno en los duros momentos ha permitido que, a día de hoy, se haya contenido la caída de la recaudación, se haya aumentado el ahorro, se haya mejorado considerablemente el nivel de endeudamiento hasta ser considerado óptimo y, en consecuencia, se ha mejorado en eficiencia y eficacia en el uso de los fondos públicos”, ha explicado ante el Pleno.

Pendiente de los Presupuestos Generales del Estado

El documento, ha dicho la consejera, está marcado por el hecho de “no realizarse bajo una situación cierta en cuanto a la existencia de unos Presupuestos Generales para 2017, dada la situación política extraordinaria” en la que se ha encontrado España hasta hace apenas unas semanas. Por este motivo Susana Román ha advertido que deberá reinar el principio de la prudencia y que habrá que estar muy atentos, “más que nunca”, a la evolución de los acontecimientos.

Por ello, hasta que no se aprueben los Presupuestos Generales del Estado para 2017, la previsión en cuanto a transferencias del Estado a la Ciudad se ha realizado a la baja, si bien en el momento en que ese documento se apruebe “la previsión es que se incrementen las transferencias al menos hasta el nivel del ejercicio anterior”, en cuyo caso, ha anunciado la consejera, se realizará un expediente de modificación de crédito.

En cualquier caso esta situación no revertirá en el ciudadano en subidas de impuestos, eso sí, sin perjuicio de las modificaciones que se acuerden como el reajuste de las bonificaciones establecidas en el recibo único, que alcanzan una cuantía de 3,2 millones de euros, para lograr un sistema más equitativo. La consejera ha recordado que, en cualquier caso, la presión fiscal de Ceuta se mantiene “muy por debajo” de los niveles medios que se aplican en el conjunto del territorio nacional.

“La Ciudad”, ha concluido la consejera, “ha cumplido con sus obligaciones financieras sin problemas, ha mantenido el empleo público sin tener que realizar despidos y ha empezado a hacer guiños a su crecimiento. Quedaron atrás los duros recortes de otros años y sin perjuicio de los principios de prudencia que debe reinar en la gestión pública, se quiere ir recuperando el avance que la ciudad había experimentado en todos los ámbitos. Y no hay que olvidar que todo esto se puede afirmar dentro de un marco óptimo como lo corroboran los datos de crecimiento nacional que en el ejercicio 2016 supera el 3% y estimado en el 2,7% en 2017”.

Mañana se inicia la exposición pública

Una vez que el documento ha superado hoy su aprobación inicial se inicia a partir de mañana un periodo de alegaciones de 15 días  “que sin duda serán constructivas para una ciudada a la que nos debemos y por ello, estaremos abiertos a propuestas racionales y con cabida dentro de las políticas que la ciudad necesita”, ha finalizado.