21
Mié, Feb

Las medidas del Consejo de Política Fiscal obligarán a la Ciudad a "hacer una reflexión" en torno al próximo Presupuesto

Hacienda
Tipografía
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
El consejero de Hacienda y Recursos Humanos, Francisco Márquez, ha asegurado hoy que las medidas adoptadas el pasado miércoles en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) obligan a la Ciudad a "hacer una reflexión" en torno al Presupuesto de 2012 y al próximo Plan de Inversiones de la Ciudad. De entrada, la desviación entre las previsiones económicas del Gobierno central y la evolución real de la economía en los últimos tres años supondrá que la Ciudad tendrá que devolver a las arcas del Estado casi 15 millones de euros, la cantidad resultante de las liquidaciones del sistema financiero correspondiente a 2010, 2009 y 2008. Según lo aprobado las autonomías tendrán un plazo de cinco años para devolver sus respectivas cantidades.

El CPFF aprobó también por unanimidad un objetivo de estabilidad presupuestaria para el periodo 2012-2014 y una regla de gasto, unas medidas que para el consejero de Hacienda son "apropiadas y oportunas" teniendo en cuenta la situación económica por la que atraviesa el país. Márquez, al igual que el resto de consejeros de Hacienda de los gobiernos regionales, votó a favor de estas medidas.

ESTABILIDAD Y REGLA DE GASTO

El objetivo de estabilidad aprobado supone limitar el déficit permitido de las autonomías en los próximos tres años, situándolo en el 1,3% de PIB regional en 2012, en el 1,1% en 2013, y alcanzar 1% en 2014. Según las condiciones aprobadas, el déficit tiene carácter temporal y excepcional, y está condicionado a que las autonomías presenten o actualicen sus preceptivos planes económico financieros de reequilibrio, y a que las medidas incluidas en éstos sean declaradas idóneas por el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

En cuanto a la regla de gasto, el contenido de esta medida será definido por un grupo específico de trabajo que se reunirá el próximo mes de septiembre. La adopción de una regla de gasto complementa el principio de estabilidad presupuestaria establecido en el texto refundido de la Ley General Presupuestaria y tiene como objetivo limitar el crecimiento del gasto en los periodos de bonanza, al objeto de contribuir a la necesaria orientación contracíclica de la política fiscal, generando los márgenes necesarios en los tiempos de crecimiento económico para suavizar los ajustes en los momentos más bajas del ciclo.

IMPUESTO SOBRE EL JUEGO ON-LINE

El CPFF aprobó también la distribución de la recaudación del nuevo Impuesto sobre Actividades de Juego, siguiendo la propuesta planteada por el Ministerio, en la que se excluye a Ceuta y Melilla del reparto de los ingresos de esta figura impositiva en su modalidad on-line, que se acaba de regular por primera vez. Aunque el Ministerio no varió su posición y mantuvo su propuesta, la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, se comprometió a "buscar una fórmula que compense" la decisión del Ejecutivo central de excluir a Ceuta del reparto de estos ingresos.

A juicio de Márquez, se trata de una decisión que "perjudica los intereses de los ceutíes, que conculca el principio constitucional de la igualdad y que rompe la ecuación de equilibrio de la financiación en beneficio de las Comunidades Autónomas y en perjuicio de las Ciudades Autónomas".