24
Mié, Jul

Obimasa hace balance del trabajo de mejora y protección del monte con motivo del Día Forestal Mundial

Medio Ambiente
Tipografía
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Foto 1 ObimasawebEl pasado 21 de marzo se celebró el Día Forestal Mundial y, por ese motivo, la Consejería de Medio Ambiente, Servicios Comunitarios y Barriadas, por medio de Obimasa, ha hecho balance del trabajo realizado en el monte. El balance es satisfactorio. Las labores ligadas a la mejora, conservación y protección de los montes, la campaña de repoblación con especies autóctonas y las acciones educativas son los grandes capítulos en que se resume ese trabajo, que en datos queda reflejado en las más de 30.000 plantas producidas en el vivero, los más de 5.000 plantones realizados y los cerca de 6.000 escolares que han pasado por alguna de las actividades educativas de la sociedad municipal.

El Día Forestal Mundial es una iniciativa de los estados miembros de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) que se celebra desde 1971 cada 21 de marzo, que es el primer día de otoño en el hemisferio sur y el primero de primavera en el hemisferio norte. El objetivo es dar a conocer la importancia de los bosques, que proveen a la humanidad de bienes y servicios fundamentales y contribuyen a asegurar la alimentación, el agua y el aire limpio, además de proteger el suelo y ser fundamentales para un desarrollo sostenible.

La Ciudad, mediante Obimasa, trabaja durante todo el año en la mejora, conservación y protección de los montes, de lo que se ocupa la brigada forestal de esa sociedad pública dependiente de la Consejería de Medio Ambiente, Servicios Comunitarios y Barriadas.

La lucha contra los incendios forestales

Entre las acciones forestales más destacadas de la campaña 2012-2013 está la mejora de infraestructuras de defensa contra incendios forestales, es decir, la eliminación de arbolado alóctono, como eucaliptos, acacias y pinos carrascos; así como el desbroce de matorral.

La plantación en el Barranco de las Cuevas de especies salidas del vivero forestal y la eliminación de pinos caídos en el Monte Hacho, donde se han plantado, además, hasta 2.000 ejemplares de limonium emarginatum o siempreviva del Estrecho, alcornoques y mirtos, es otra acción forestal que Obimasa destaca en su balance de la última campaña.

Ese trabajo lo completan las acciones selvícolas realizadas en el Mirador de Benzú, donde se han eliminado eucaliptos, plantado matorral mediterráneo y repoblado las inmediaciones del cortafuego de La Lastra con alcornoques y quejigos.

En total, la campaña 2012-2013 suma ya más de 5.000 plantones forestales, bien mediante acciones directas de Obimasa bien por la acción de otros colectivos que se han sumado a este trabajo y repoblado con especies cedidas por esa empresa y procedentes del vivero.

Es mucho lo hecho pero también lo que queda por hacer. En lo que resta de la campaña forestal 2013, Obimasa eliminará eucaliptos, acacias y otras especies exóticas en distintos puntos de García Aldave y repoblará con alcornoques y quejigos africanos la cabecera del arroyo de San José. En ese mismo monte, la brigada forestal corta y elimina eucaliptos estos días para favorecer el desarrollo posterior de la vegetación autóctona.

El vivero ha producido cerca de 30.000 plantas autóctonas

La campaña actual se caracteriza por una importante producción de quejigo, mirto, madroño y ciprés de Berbería y por el estaquillado de taray, sauce, adelfa y álamo. Sin embargo, la producción de alcornoques, lentiscos y labiérnagos ha sido menos importante. La explicación es que estas son especies veceras, adjetivo con que se conoce a las plantas que un año pueden dar mucho fruto y otro, poco o ninguno, que es lo que ha ocurrido esta temporada: las masas forestales de Ceuta han proporcionado pocas semillas de esas especies.

La ingente labor en el vivero forestal de Obimasa la refleja un dato: las 30.000 plantas forestales autóctonas de diversas especies producidas para su posterior plantación en los montes locales, entre ellas, especies endémicas en peligro de extinción que se han logrado mediante la siembra de sus semillas y por medio de técnicas de multiplicación vegetativa.

La lucha contra la procesionaria del pino, las acciones de información y sensibilización sobre el peligro de residuos e incendios forestales, la limpieza y desbroce de merenderos y su puesta a punto para el Día de la Mochila y el desbroce en los márgenes de pistas y carreteras, actuación que es previa y complementaria de la campaña de detección y vigilancia de incendiosforestales del verano, que comenzará a finales de mayo o principios de junio, completan el trabajo de esta sociedad municipal en materia forestal.

Educación ambiental: otra herramienta de prevención

Concienciar a los niños y jóvenes sobre la importancia de conservar y mejorar los montes es tan importante como las acciones realizadas a pie de campo, de ahí el esfuerzo y dedicación de Obimasa al capítulo de educación ambiental.

Cerca de medio millar de escolares de primaria han pasado por el vivero ubicado en las instalaciones de Obimasa, en García Aldave, y otros tantos lo harán hasta el fin de la campaña. Además, más de 200 estudiantes de secundaria ha participado en la recuperación de bosques, actividad que disfrutará un número similar en lo que resta de tiempo.

Con acciones como esa, Obimasa explica a los niños la situación de los montes, las principales especies forestales de Ceuta, la producción de plantas autóctonas y las actuaciones necesarias para conservar y proteger los montes.

Obimasa, además, se desplaza a los colegios para la realización de otras actividades, como Nuestra Fábrica de Papel y Jabón, un taller sobre la importancia de reducir, reciclar y reutilizar por el que han pasado más de 600 alumnos; y Cambio climático, actividad en la que ha participado un número similar de escolares que informa sobre la necesidad de conservar y proteger los bosques por su papel insustituible en la batalla contra el cambio climático.

El XVII Programa de Educación Ambiental de Obimasa ha registrado hasta la fecha casi 6.000 alumnos participantes y cerca de 300 profesores. Los últimos han sido los 58 escolares de infantil y de secundaria del colegio San Agustín que, el pasado día 21 celebraron el Día Forestal Mundial plantando un alcornoque en los aledaños a las instalaciones de Obimasa