03
Vie, Feb

Sanidad implementa una acción preventiva del Plan nacional de control de mosquitos Aedes

Sanidad y Consumo
Tipografía
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La Consejería de Sanidad, Servicios Sociales, Menores e Igualdad, mediante el Servicio de Epidemiología de ella dependiente, desarrolla un trabajo preventivo relacionado con enfermedades transmitidas por mosquitos que traerá a Ceuta la próxima semana a un experto en la materia, quien asesorará técnicamente sobre la colocación de trampas de oviposición de esos insectos, de acuerdo con el Plan Nacional de Control de Vectores que aprobó la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud el pasado 6 de abril.

Ceuta, como Canarias y Melilla, es una zona geográfica que está libre de mosquitos del género Aedes, que son los que pueden transmitir los virus de enfermedades como Dengue, Chikungunya y Zika. Sin embargo, reúne condiciones ambientales idóneas para su establecimiento, y es por ello que, en 2017, se llevarán a cabo acciones de vigilancia entomológica, que es la relacionada con los insectos, con el objetivo de, si se diera el caso, detectar su presencia lo más rápidamente posible para poner en marcha programas de eliminación del vector (en Biología, ser vivo que puede transmitir o propagar una enfermedad).

El Plan Nacional de Control de Vectores consta de seis elementos clave, que son la vigilancia epidemiológica y microbiológica para detectar, diagnosticar y tratar a los pacientes lo más rápido posible; la vigilancia entomológica para detectar la presencia del vector (el insecto o agente transmisor); la gestión del vector para prevenir y controlar su presencia; la protección individual de la población; la formación e información; y la coordinación y comunicación entre administraciones y agentes implicados.

La necesidad de implementar el Plan radica en que las enfermedades víricas transmitidas por artrópodos (en Zoología, del grupo de invertebrados como insectos, crustáceos y arañas), como son Dengue, Chikungunya y Zika, constituyen el grupo de enfermedades que más está aumentando en el mundo y tienen una gran importancia epidemiológica, porque se extienden a gran velocidad y afectan rápido a un porcentaje elevado de población allí donde llegan.

Ya el año en curso, al amparo de ese Plan, las autoridades competentes han realizado en Ceuta actividades de preparación en vigilancia, como son la difusión de los protocolos de vigilancia en los centros de atención primaria y hospitalaria y de los algoritmos y guías de manejo de casos; y la divulgación de información periódica a los profesionales sanitarios de los casos importados mediante el sistema de alertas sanitarias.

Vigilancia para la detección precoz

La detección precoz puede realizarse mediante muestreos anuales en periodos de actividad, por ejemplo, entre finales de agosto y octubre, cuando mayor es esa actividad, y la captación se puede hacer con trampas de oviposición donde los mosquitos ponen los huevos.

Eso es exactamente lo que hará el Servicio de Epidemiología del Área de Sanidad de la Ciudad Autónoma con la colaboración de Obimasa, empresa municipal dependiente de la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad. Para llevar a cabo esa vigilancia, vendrá a Ceuta el catedrático de veterinaria de la Universidad de Zaragoza Javier Lucientes, referente nacional en la materia.

Este experto ofrecerá el asesoramiento técnico preciso sobre los lugares idóneos para colocar las trampas de oviposición, además de sobre la periodicidad y metodología de recogida de muestras, y todo ello sin pasar por alto las condiciones de envío para su análisis y procesamiento.

Desde el Servicio de Epidemiología explican que esto permitirá detectar de manera precoz, si se diera el caso, la existencia del mosquito y, así, tomar las medidas oportunas en materia de salud pública, medioambiental o las que fueran precisas.

Los virus que transmiten estas enfermedades se transmiten de persona a persona por la picadura de mosquitos del género Aedes. Para que la transmisión ocurra tiene que coincidir el virus, el vector competente (mosquito) y la persona susceptible, además de las condiciones ambientales.