05
Dom, Dic

Guerrero defiende que Ceuta tenga unos criterios específicos para reducir la movilidad si fuera necesario

Sanidad y Consumo
Tipografía
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El consejero de Sanidad, Consumo y Gobernación, Javier Guerrero, ha reiterado que Ceuta necesita unos indicadores específicos, adaptados a sus circunstancias y peculiaridades, para hacer frente al avance de la COVID-19, y que los que ha incluido el Ministerio de Sanidad en la declaración de actuaciones coordinadas en salud pública para responder ante situaciones de riesgo, son demasiado genéricas para aplicar una reducción de movilidad en Ceuta.

Estos criterios, que en la práctica, son los que se tienen que utilizar para confinar las ciudades con más de 100.000 habitantes cuando no sea posible controlar los contagios de COVID-19, son que la incidencia de la enfermedad a 14 días supere en la ciudad los 500 casos por 100.000 habitantes, que la positividad (el total de PCR realizadas que detectan el coronavirus en el paciente) supere el 10% también en el municipio y que haya una ocupación superior al 35% de camas de UCI por enfermos de COVID. El consejero ha advertido que Ceuta se ve perjudicada por dos de estos criterios, el de la ocupación de camas UCI, parámetro para el que el Ministerio de Sanidad ha tenido en cuenta solo las camas que había antes de la pandemia y no la ampliación que ha realizado el INGESA, y la positividad de las pruebas PCR, que en Ceuta está por encima del 16 % - el criterio del ministerio es que sea a partir del 10 % - porque las PCR se hacen fundamentalmente a personas que presentan síntomas, por lo que la posibilidad de que se el resultado sea positivo es más elevada.

“Estamos trabajando junto con el INGESA en esos indicadores específicos para nosotros para presentarlos al Ministerio de Sanidad” ha recalcado el consejero, de forma que cuando se tenga que determinar que hay que hacer un confinamiento “esté plenamente justificado”. Lo contrario, apunta Guerrero, “afectaría mucho a la economía de nuestra ciudad, a hosteleros y comerciantes”.

Por ello ha justificado su voto contrario en el último Consejo Interterritorial, una decisión “que no ha sido política”, sino respaldada por la opinión de los técnicos. “Ceuta”, ha matizado, “siempre ha apoyado las decisiones del Ministerio de Sanidad, pero en esta ocasión no hemos podido hacerlo, porque el documento ha sido más político que técnico”.

Síguenos en:

facebook twiter