05
Dom, Dic

Guerrero insiste en el "alto riesgo" que el ritual del sacrificio puede suponer en la salud de la ciudadanía

Sanidad y Consumo
Tipografía
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El consejero de Sanidad, Consumo y Gobernación, Javier Guerrero, ha sido el encargado de reiterar la postura mantenida por el Gobierno de la Ciudad en relación a la celebración del Ritual del Sacrificio. Lo ha hecho recordando que los informes técnicos, jurídicos sanitarios “objetivos y elaborados de manera rigurosa y detallada” obligaban a la suspensión del acto ante las altas posibilidades de que se produjeran rebrotes de la COVID-19.

Informes que, ha indicado el consejero, fueron remitidos al Ministerio de Sanidad que también avaló esos informes que alertan del “alto riesgo” para la progresión del virus. “Son muchas circunstancias” ha advertido Guerrero quien además ha insistido en que “no es posible establecer medidas sobre una situación sobrevenida que aseguren la protección de la salud y la ausencia de rebrotes, que podrían conllevar la pérdida de vidas humanas”. “Todos los escritos informan acerca de la imposibilidad de hacer un protocolo, estamos ante un problema de protección de la salud por encima de cualquier acto religioso o cultural”, ha hecho hincapié el máximo responsable de la Consejería de Sanidad.

En cualquier caso, el consejero también ha recalcado que “en ningún caso” las decisiones del Ejecutivo local suponen la celebración de la festividad, sino exclusivamente la realización del sacrificio, “acto que conlleva un elevado riesgo de una posible transmisión de la COVID-19 por parte de asintomáticos portadores, lo que daría lugar a una situación muy grave en nuestra ciudad”, ha recalcado.

Síguenos en:

facebook twiter