28
Dom, Nov

El Gobierno desiste de adquirir el inmueble de Amor Fraterno y baraja emplazamientos para el servicio de guardería pública

Educación
Tipografía
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Gobierno de la Ciudad ha desistido finalmente de iniciar un procedimiento de licitación para la adquisición de un edificio para el servicio de guardería o escuela infantil en la zona de Juan Carlos I, un servicio que se ha estado prestando desde el año 2009 en el inmueble Amor Fraterno, de la Pía Unión de la Fraternidad.

Esta entidad, vinculada a la Diócesis de Cádiz y Ceuta, ha comunicado a la Ciudad que no concurriría a la licitación, proceso que se iba a realizar después de que los servicios técnicos municipales determinaran que no se podía adquirir el edificio por compra directa, que fue la primera intención del Gobierno, sino que se debía acudir a un procedimiento de licitación.

La consejera de Educación y Cultura, Mabel Deu, que ha sido quien ha dado a conocer la decisión tomada en el último Consejo de Gobierno, ha subrayado que el Gobierno se centrará en la construcción de una nueva guardería y la adaptación en su caso de otro inmueble, y a ello destinará los recursos económicos que estaban previstos para adquirir el edificio Amor Fraterno -2 millones de euros-, donde la Consejería de Educación y Cultura habilitó en su día 7 aulas para acoger a los niños menores de 3 años que estaban matriculados en la guardería Nuestra Señora de África, que tuvo que ser clausurada por el estado en el que se encontraba. Este edificio, con un nivel de protección 2, no se puede demoler, y las obras de adecuación tendrían unos costes muy elevados.

Desde 2009, la Ciudad ha pagado un alquiler de 4.500 euros por el arrendamiento de dos plantas del edificio (semisótano y planta baja), contrato que concluye el próximo día 31 de agosto, si bien desde abril trabajaba para adquirir el edificio, después de que el propietario comunicara su intención de no prorrogar el alquiler y vender el inmueble. Los servicios técnicos, que en principio habían avalado la compra directa, determinaron que no podía hacerse así porque la Ciudad no lo ocupaba en su totalidad, sino parcialmente, algo que le fue comunicado a la Pía Unión por escrito el pasado 24 de agosto, solicitándose en el mismo una prórroga del contrato por un año para no perjudicar el desarrollo normal de la actividad de 110 menores y así como la reunión de la comisión de seguimiento.

La respuesta de la entidad, por burofax al día siguiente, fue que no podía acceder a lo solicitado sino es con un arrendamiento mucho más elevado -20.000 euros mensuales-, que supondrían 240.000 euros al año.

El Gobierno de la Ciudad ha decidido ejercer el derecho de prórroga de un mes, ampliable a tres, que contempla el contrato, en las mismas condiciones de arrendamiento que estos años, para que las familias no se vean perjudicadas, mientras se busca un nuevo emplazamiento para la guardería. “No va a haber ningún perjuicio en la escolarización de los menores y si se trasladan a lo largo del curso será en una ubicación perfectamente adecuada para que puedan seguir”, según ha explicado la consejera a preguntas de los periodistas. Los menores, ha anticipado la consejera, iniciarán su curso el próximo 8 de septiembre en Amor Fraterno, mientras la Ciudad “agilizará al máximo” el traslado a alguna de las diferentes opciones que se barajan por parte de la Consejería, que también trabaja en coordinación con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Síguenos en:

facebook twiter