16
Mar, Abr

Ciudad y Defensa preparan la creación de un grupo de trabajo para estudiar la cesión de suelo militar

Fomento
Tipografía
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Imagen de la reuniónEl presidente de la Ciudad, Juan Vivas, se ha reunido hoy con el director general de Infraestructuras del Ministerio de Defensa (DIGENIN), Eduardo Zamarripa, para avanzar en el diálogo entre ambas partes en relación a la cesión de suelo militar y de instalaciones en desuso de este departamento. La visita de Zamarripa se produce un mes después de que el presidente de la Ciudad se reuniera en Madrid con el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, para tratar esta cuestión y supone el preámbulo de la creación de un grupo de trabajo entre ambas partes donde se profundizará en estas cuestiones, y que se pondrá en marcha en las próximas semanas.

Zamarripa firma en el Libro de OroPara el presidente de la Ciudad, se trata de "una oportunidad" que llega en un buen momento (justo cuando la Ciudad está acometiendo la renovación del Plan General de Ordenación Urbana, que se someterá en las próximas fechas a la aprobación inicial por parte del Pleno de la Asamblea), y lo hace con intereses coincidentes. "Se está poniendo el acento en un hecho que todos comportamos: el suelo es estratégico, y la falta de él es un condicionante para el desarrollo económico de Ceuta y para la mejora de los equipamientos públicos, mientras que Defensa tiene mucho suelo y situado en lugares estratégicos y también tiene necesidades en su proceso de modernización", explicó Vivas.

Se trata, por tanto, de conjugar los intereses de ambas partes con el fin de que se pueden cumplir tres objetivos "compatibles": que el suelo pueda contribuir al desarrollo económico de Ceuta, que sea útil como recurso económico para impulsar la construcción de la Base Única proyectada y que sea útil para dotar los equipamientos que la ciudad necesita.
De este modo, el grupo de trabajo deberá señalar el suelo que podrá ser utilizado, señalar su calificación urbanística y establecer procedimientos y condiciones para cumplir con esos tres objetivos.

El Hospital Militar y el Brull

En la reunión, en la que el presidente ha estado acompañado por los consejeros de Fomento, Susana Román, Hacienda, Economía y Recursos Humanos, Guillermo Martínez, y de Sanidad y Consumo, Abdelhakim Abdeselam, se ha tratado también cuestiones puntuales, entre ellas el uso de las instalaciones del Hospital Militar que no están siendo utilizadas, y en las que la Ciudad está especialmente interesada para completar la modernización de la oferta universitaria, con la implantación de la Facultad de Ciencias de la Salud, que no tiene cabida en el campus universitario que está construyendo la Administración local. En este sentido, el presidente dijo haber advertido "una actitud positiva" en el director general de Infraestructuras del Ministerio de Defensa, si bien la legislación impone la legislación.

Otro de los temas puntuales tratados ha sido el de la Rampa de Abastos, un inmueble con un alto valor arquitectónico y que la Ciudad quiere rehabilitarlo a partir de 2014, y un tercero sería el Brull, que compró la Ciudad con el fin de destinarlo a la construcción de viviendas en régimen de cooperativa. Pero la crisis ha limitado las posibilidades de financiación y actualmente no hay ninguna iniciativa cierta en este sentido, de modo que la Ciudad quiere plantear llevar a cabo una reparcelación para construir unas 150 viviendas sociales en alquiler. Otra parte del Brull, según el planteamiento que tiene encima de la mesa el Gobierno y que está en fase de estudio, sería para un uso comercial y una tercera parcela tendría como destino los servicios profesionales para, así, promover la inversión, generar empleo y atraer la demanda.