19
Dom, May

Gobierno y oposición inician el diálogo sobre el nuevo PGOU

Fomento
Tipografía
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
El_documento_definir_el_nuevo_planeamientoEl Gobierno de la Ciudad y la oposición han iniciado hoy el proceso de diálogo que debe conducir con la aprobación del primer Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Ceuta desde 1992; un camino que el Gobierno quiere recorrer después de haber alcanzado el máximo consenso posible, no solo con los partidos sino en el seno de la sociedad. El camino se inició hace años con los trabajos que han llevado a la elaboración del documento de revisión del PGOU y ha continuado hoy con el diálogo abierto por el Gobierno con las formaciones de la oposición en el seno de la Comisión Informativa de Fomento, que ha convocado la consejera del área, Susana Román.

"Queremos que sea un documento participativo, abierto no solo a la opinión de los grupos políticos, sino de todas las fuerzas vivas de la ciudad, porque lo que queremos es que el documento que elevemos al Pleno de la Asamblea sea el mejor posible", ha manifestado la consejera de Fomento al término de una reunión en la que los partidos, con la asistencia de los servicios técnicos, han podido conocer los detalles del planteamiento que hace el Gobierno. "Nosotros no somos conformistas; queremos el mejor planeamiento posible, porque aquí quien gana o pierde son los ciudadanos de Ceuta", ha insistido Román.

Para la consejera, la oposición ha compartido esta filosofía, por lo que ha celebrado su predisposición. "Todos somos conscientes de la importancia del PGOU", ha añadido.

Una Ceuta mejor

El Plan está al servicio del objetivo de construir una Ceuta dinámica y viva, de dignificar la ciudad, de reequilibrar el tejido urbano y de hacer frente al crecimiento de la ciudad y a fenómenos urbanísticos que han tenido una huella negativa. Se trata, por tanto, de lograr una ciudad multifuncional, en la que sea fácil moverse; que tenga un tejido urbano vital acorde a nuestras características y evitando crecimiento urbanísticos incontrolados. De hecho, uno de los planteamientos de base de la revisión y adaptación del Plan radica en que éste no se centra únicamente en la decisión de los futuros crecimientos de la ciudad, sino también en cómo mejorar la existente, cómo suturar la periferia, cómo recuperar el medio ambiente y, finalmente, cómo integrar el territorio.

Además, para efectuar la revisión del Plan General se han tenido en cuenta otros criterios: el reequilibrio social en términos espaciales, evitando en lo posible segregación por barriadas o zonas; la flexibilidad de usos en la ciudad; continuar con la rehabilitación de los núcleos urbanos existentes sin perjuicio del reconocimiento de sus peculiaridades culturales, ambientales y sociales y de la protección del patrimonio cultural y, por último, proteger y potenciar el territorio integralmente, preservando los valores paisajísticos, ecológicos, agrícolas y tradicionales y culturales, que se compatibilizan con la red general de infraestructuras y comunicaciones.

El PGOU planteado, además, pretende potenciar la rehabilitación urbana y el parque edificado; erradicar los núcleos de vivienda pendientes de regularización (mediante su consideración como demanda que debe ser prevista y satisfecha en el contexto de las acciones previstas por el Plan); y priorizando la transformación de la ciudad para mejorarla en lugar de apostar por una mera agregación de nuevas extensiones periféricas.

El gran objetivo del PGOU es el de perfilar un proyecto urbano para que Ceuta pueda ser una ciudad media dinámica, de elevada calidad urbanística y medioambiental, atractiva para vivir y visitar y que se constituya en una plataforma adecuada para la implantación de actividades económicas.

Otra reunión en agosto

En la Comisión Informativa de Fomento, el Gobierno se ha comprometido a entregar a los grupos de la oposición en un plazo de quince días un documento explicativo de las normas urbanísticas que acompañan al Plan General propuesto.

Antes de que termine agosto habrá una nueva reunión para seguir avanzado en este proceso de diálogo, en la que se fijará la fecha del Pleno de la Asamblea al que se someterá este asunto. Ambas partes han coincidido en señalar que esta sesión no tiene por qué celebrarse en septiembre, puesto que el objetivo es mejorar el documento para que el nuevo planeamiento urbanístico sea "el mejor posible". En un principio, la fecha más probable está en el mes de octubre.