19
Dom, May

La Ciudad hace un llamamiento al consumo responsable de agua con motivo del Día Mundial de este recurso

Medio Ambiente
Tipografía
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Día mundial del AguaLa Ciudad, con motivo, mañana martes, del Día Mundial del Agua, hace un llamamiento a los ciudadanos para que hagan un uso responsable de este recurso natural, del que, según datos facilitados por Acemsa, se suministran 23.000 metros cúbicos a diario, 7.000 menos que hace un año, un ahorro que guarda estrecha relación con los trabajos de sectorización de la red y de detección de fugas.

En la actualidad, los pantanos del Renegado y El Infierno están al cien por cien de su capacidad y Acemsa aprovecha esta coyuntura para ahorrar. De hecho, a día de hoy, de toda el agua que circula por la red, solo 5.000 metros cúbicos provienen de la desalinización, cantidad que surte esa planta con un solo módulo en funcionamiento. El resto, hasta los 23.000 metros cúbicos diarios que se suministran, proviene de los embalses y de los manantiales de Beliones.

Asimismo, desde Acemsa remarcan la efectividad del Plan Sinco, puesto en marcha para la detección y reparación de las instalaciones interiores de particulares. Se trata de un programa de la empresa municipal para atajar las fugas que puedan existir en los edificios privados. Para ello, lo que deben hacer los vecinos es ponerse en contacto con Acemsa y requerir este servicio.

En cuanto al control del agua que consumimos, es la Consejería de Sanidad la que entra en escena con muestreos periódicos que confirman su aptitud. En concreto, el Laboratorio de Salud Pública es el organismo encargado de realizar las analíticas que aseguran la calidad del agua que se suministra en Ceuta y los datos que recoge se notifican al Sistema de Información Nacional de Aguas de Consumo (SINAC), que depende del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad.

En 2009 (los datos de 2010 están en estos momentos en proceso de resumen), el Laboratorio realizó 1.454 notificaciones al SINAC. Un 78 por ciento fueron análisis de control, un 18 por ciento análisis de vigilancia sanitaria, un 2 por ciento otro tipo de análisis completos y un 1 por ciento, controles 'en grifo'.

Este trabajo de muestreo realizado por el Laboratorio de Salud Pública, que controla parámetros microbiológicos, organolépticos, químicos y plaguicidas, y puesto en común con el SINAC confirma que el cien por cien del agua que circula por la red de suministro es apta para el consumo.

LOS ALJIBES: UNA REVISIÓN AL AÑO

Desde la Consejería de Sanidad y Consumo hacen un llamamiento a las comunidades de vecinos para que vigilen el estado de los aljibes de sus edificios. En esta línea, informan de que esas cubas deben pasar revisión al menos una vez al año para evitar problemas derivados del agua en ellas estancada. Es importante que este mensaje cale pues si bien los puntos de muestreo de toda la infraestructura son, en porcentaje, superiores aquí a la media nacional (89 por ciento frente al 67 por ciento), en los análisis en grifo del consumidor, Ceuta está por debajo de la media del conjunto del país (16 por ciento frente al 36 por ciento).

"Como se deduce de estos datos, el agua suministrada no presenta ningún parámetro que se encuentre fuera de la legislación existente. Pero ¿qué ocurre cuando el agua se almacena en los aljibes de los edificios? Estos deberían limpiarse al menos una vez al año", indican desde esa Consejería. "Hacemos un llamamiento a la conciencia de los ciudadanos para que vigilen el estado de los aljibes de sus edificios como elemento importante para preservar su salud", remachan.

Por lo demás, Medio Ambiente y Sanidad y Consumo subrayan que el esfuerzo de la Administración para que el suministro sea sostenible fracasaría de no ir acompañado de un consumo responsable por parte de los ciudadanos.

EL DESAFÍO URBANO

Cada 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua, según acordó la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1993. El objetivo este 2011 es llamar la atención de los gobiernos, las organizaciones, las comunidades y todas las personas en general sobre el impacto del rápido crecimiento de la población urbana. Las ciudades están creciendo a un ritmo muy superior al de sus infraestructuras. La mayoría de la población mundial, en concreto unos 3.300 millones de personas, vive en ellas. De ahí que el lema elegido para este 22 de marzo haya sido "Agua para las ciudades: respondiendo al desafío urbano".

El crecimiento de las ciudades se debe al aumento natural de la población, a la migración rural-urbana y a la reclasificación de zonas rurales en zonas urbanas. El 93 por ciento de esta urbanización se produce en los países pobres o en desarrollo y casi el 40 por ciento es suburbial. En el periodo comprendido entre 1990 y 2001, estas zonas deprimidas crecieron a un ritmo de 18 millones de personas al año. Se prevé que entre 2005 y 2020 la cifra alcance los 27 millones.

El tema de este 22 de marzo es y representa una invitación a concienciarse de la necesidad de una buena gestión de los sistemas urbanos de abastecimiento de agua. Acostumbrados a abrir el grifo y obtener agua potable y salubre, a menudo consideramos que esto es algo natural. Sin embargo, y según la OMS, cada año, más de dos millones y medio de personas, de las cuales un millón y medio son niños menores de cinco años, mueren de enfermedades relacionadas con el consumo de agua no apta para el consumo, como la malaria o la diarrea. El agua en mal estado mata tanto o más que el sida y la mitad de las camas hospitalarias del mundo están ocupadas por patologías relacionadas con ella.