21
Mar, May

Vivas: "Las huellas en cuerpo y alma de las víctimas de la violencia machista son de todos"

Igualdad
Tipografía
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

salón trono palacio asamblea mujer violencia machistawebEl presidente de la Ciudad, Juan Vivas, ha entregado hoy, 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el Reconocimiento a la lucha contra la Violencia de Género a María Sánchez Miaja, presidenta de la Asociación de Mujeres Progresistas de Ceuta, y la mención honorífica de este galardón, que promueve la Consejería de Educación, Cultura y Mujer y del que se ha celebrado su cuarta edición, a la Fundación Cruz Blanca por su proyecto O'Cambalache, con el que atiende a mujeres en situación de vulnerabilidad. Este acto se ha desarrollado en el Salón del Trono del Palacio de la Asamblea y ha comenzado con un aplauso del público, que de esa manera ha mostrado su apoyo a las víctimas de esta lacra. El presidente de la Ciudad ha recordado que son 45 las muertas víctimas de esta violencia en España este año, ha remarcado que una sociedad no se puede preciar como moderna si sufre esta lacra, que, ha subrayado, es cosa de todos: "Las huellas que se quedan en el cuerpo y, sobre todo, en el alma de las víctimas y de sus hijos, son cicatrices y huellas de todos".

Con el Reconocimiento a María Miaja, la Ciudad ha premiado su "dilatada implicación" en la materia y su "voluntad" para sensibilizar a la población local en esta lucha. Con la mención honorífica del Reconocimiento a Cruz Blanca por O'Cambalache, la Ciudad pone de relieve su esfuerzo para, durante los 17 años que lleva desarrollando ese programa, atender a mujeres en situación de vulnerabilidad.

Miaja ha agradecido a la Ciudad el gesto, ha aprovechado su intervención para recordar que también son víctimas de la violencia machista los hijos y ha prometido que seguirá luchando contra el maltrato "psicológico, físico, económico y social".

Por parte de Cruz Blanca ha recogido la mención honorífica Elena Larios, quien ha tenido palabras de agradecimiento para la Ciudad, para el presidente y "para todos los que han hecho posible" el momento vivido este mediodía en el Salón del Trono del Palacio de la Asamblea. "Este acto da fuerza para seguir luchando por los derechos de las mujeres en situación de vulnerabilidad", ha expresado.

Durante el mismo acto, la Delegación del Gobierno ha entregado el Premio Reconocimiento a un grupo de alumnos de secundaria del instituto Clara Campoamor del curso pasado por un trabajo audiovisual contra la violencia machista.

"Significan una clara vocación, implicación, compromiso y complicidad a favor de la igualdad y en contra de la violencia machista", ha comentado a los periodistas el presidente Vivas de María Miaja y de Cruz Blanca. "Nos han dado una lección de dónde se produce la génesis, cuáles son las consecuencias y dónde reside la esperanza", ha señalado en relación al corto realizado por los estudiantes del Clara Campoamor, trabajo que se ha emitido íntegro durante el acto.

La igualdad, bandera de una sociedad moderna

"Ningún ser humano es superior a otro, hombres y mujeres son iguales y el mayor drama de la desigualdad se manifiesta en la tragedia del crimen", ha subrayado Vivas en ese mismo encuentro con los periodistas. "Actos como este (la entrega de reconocimientos a la lucha contra la violencia machista y la concentración que le ha seguido) son útiles y necesarios, porque sería injusto negar que cada día hay mayor compromiso y contestación ante la desigualdad y porque nos queda mucho por hacer", ha afirmado para completar: "No es suficiente lo que está haciéndose en función de los resultados; es un día para recordar a esas cerca de 50 mujeres que en España han perdido la vida asesinadas; hace falta más complicidad, más esfuerzo, implicación y compromiso".

"Hoy es un día para poner en evidencia que esas huellas que se quedan en el cuerpo y, sobre todo, en el alma de las víctimas y de sus hijos, son cicatrices y huellas de todos", ha continuado Vivas, para quien una sociedad que sufre esta lacra no se puede considerar una sociedad "civilizada, moderna, avanzada". "Hacen falta muchos más esfuerzos e implicación para, desde la escuela, los medios de comunicación, las instituciones y los ámbitos familiar, laboral y empresarial, poner en evidencia que esas huellas, esa sangre, ese dolor es de todos". "Hay que esforzarse con todos los medios a nuestro alcance para prevenir, denunciar y sancionar", ha completado el presidente de la Ciudad que ha de ser "el compromiso de todos". "También es un día para poner de manifiesto la esperanza de que entre todos podamos ganar la batalla contra los malos tratos, las vejaciones, la violencia y el asesinato de las mujeres", ha concluido.

Concentración y manifiesto

La conmemoración institucional de este 25 de noviembre ha continuado en la calle, donde las autoridades han asistido a la lectura de un manifiesto que ha recordado que, este 2014, ya son 45 las mujeres asesinadas por el mero de hecho de ser mujeres y 33 los menores a los que esta lacra ha dejado huérfanos. "Ante esta cruel realidad, queremos avivar la conciencia de cuantas personas son testigos o conocen situaciones de violencia de víctimas cercanas para que compartan la responsabilidad de la denuncia", ha animado una de las alumnas del instituto Clara Campoamor, la encargada de leer el manifiesto, que este año incluía un mensaje a los adolescentes y jóvenes: "En la adolescencia se idealiza el amor romántico [...]; ello hace que se toleren determinadas relaciones abusivas como los celos, el control, las imposiciones... llegando a aceptar como normales comportamientos de dominio por parte de sus parejas y justificándolo equivocadamente como muestras de amor; por ello es necesario que los adolescentes aprendan a reconocer la violencia en sus formas más sutiles, naturalizadas y asumidas socialmente y, así, ponerle freno".