Viernes15 Noviembre 2019

Antes de Tomar un Medicamento

Pedid información

¿A quién la podéis pedir?

En primer lugar al médico, cuando nos visita, y nos explica la enfermedad y su tratamiento. Es el momento de pedirle todo tipo de información.

Después, en la farmacia, el farmacéutico nos puede ampliar la información y recordar la manera de tomar estos medicamentos que nos ha recetado el médico.

El médico o el farmacéutico nos pueden recordar siempre las instrucciones, pero mejor que las indiquen por escrito, así siempre las tendremos a mano para consultarlas en cualquier momento.

Hoy en día, en el ambulatorio de la Seguridad Social, nos dan unas recetas con dos hojas donde nos pueden escribir las instrucciones.

Receta

La receta facilita la comunicación entre el médico y el farmacéutico, y queda un volante para el paciente donde puede tener anotadas las instrucciones. Esta receta tiene dos hojas:

A. La primera hoja (es para la farmacia)

  • Prescripción: Nombre del medicamento. En qué forma (cápsulas, inyecciones, etc.). Dosis (cantidad de medicamento). Será diferente en niños que en adultos. Ejemplo: antibióticos de 250 o 500 mg.
  • Posología: Equivale a cómo tomar el medicamento y cuándo. Ejemplo: 1 cápsula cada 8 horas.
  • Duración del tratamiento: Cuántos días, semanas o meses.
  • Datos del paciente: Nombre y número de cartilla, domicilio y año de nacimiento.
  • Médico: Nombre, firma y fecha.
  • Farmacia
  • Advertencias para el farmacéutico: Si el médico quiere explicarle alguna cosa al farmacéutico. Ejemplo: una dosis fuera de lo corriente.
  • Cupones-precinto: Constatación de la dispensación.
  • Caducidad: A los 10 días.

B. Segunda hoja (es para el paciente).

En ella queda copiado el nombre del medicamento, la posología, la duración del tratamiento y, además:

  • Diagnóstico: Si quiere poner el médico qué enfermedad tenemos.
  • Instrucciones para el paciente (si hace falta).

Ejemplo: antes o después de comer, cucharada sopera o de café, etc.

  • Instrucciones del farmacéutico

Comprobad el nombre y las dosis

Antes de tomar el medicamento comprobad que el nombre y la dosis del medicamento son las prescritas por el médico. En último término, es el paciente el responsable de su tratamiento.

Fijaos en las instrucciones y en la fecha de caducidad

Nos fijaremos bien en las instrucciones y en la fecha de caducidad antes de tomar un medicamento.

En caso de embarazo o lactancia informad al médico

Embarazo
Una parte de los medicamentos que puede tomar una mujer embarazada llegan al feto a través de la sangre, lo cual, en algunos casos, puede ser perjudicial para éste. Por eso, si estáis embarazadas o pensáis estarlo próximamente, comunicadlo al médico. Durante el embarazo hay que tomar sólo los medicamentos recetados por el ginecólogo o médico de cabecera, que tiene que estar enterado de vuestro estado.

Lactancia
Si dáis el pecho a vuestro hijo, tened presente que algunos medicamentos que podáis estar tomando, es posible que pasen de vuestra leche a vuestro hijo.

comunicad al médico si tomáis otros medicamentos

Si sufrís enfermedades crónicas, por ejemplo, diabetes, insuficiencia renal o hipertensión, y vais a hacer una consulta al médico por otro problema, no olvidéis comunicarle vuestra enfermedad y lo que estáis tomando. Hay muchos medicamentos que se pueden interferir entre ellos y producir efectos inesperados o pérdida de eficacia.