Lunes19 Agosto 2019

Principios Rectores

El III Plan Ceuta Joven se ha elaborado en base a una serie de principios sobre los cuales se construye todo el proyecto. Estos vienen determinados por los análisis realizados sobre la realidad juvenil en Ceuta y los planteamientos teóricos y metodológicos que deben regir en este tipo de actuaciones integrales en políticas de juventud.

En primer lugar, el Plan parte de unas directrices determinadas, las cuales han sido tenidas en cuenta en la elaboración de sus objetivos y actuaciones, las cuales podemos concretar en:

  1. Transversalidad en sus objetivos y actuaciones.

  2. Integralidad, referidas a las políticas a desarrollar y a la globalidad de las mismas en sus acciones.

  3. Participación y corresponsabilidad, tanto de los organismos, instituciones y administraciones, como de las asociaciones y entidades juveniles participantes. Aspecto fundamental para la viabilidad de las medidas contempladas,

  4. Multiculturalidad y respeto a la diversidad, en referencia a las características de la sociedad actual, y en concreto a las peculiaridades de la sociedad ceutí.

  5. Igualdad e inclusión en la confección y desarrollo del plan.

Partiendo de estas directrices, los principios rectores sobre los que se basa este nuevo Plan son los siguientes:

  1. Se sigue entendiendo la etapa juvenil en un sentido amplio en la sociedad actual, sobre todo en lo referente a la problemática existente en torno a la emancipación de las personas jóvenes (formación, empleo y acceso a la vivienda).

  2. La realidad social de la Juventud exige políticas globales y que trasciendan los enfoques centrados en el ocio y tiempo libre. Tras la crisis socioeconómica sufrida, es muy importante que estas políticas actúen de forma afirmativa ante la problemática y situación de la juventud, siendo consciente de la existencia de una identidad juvenil.

  3. La cooperación y coordinación entre los departamentos e instituciones que desarrollan políticas que inciden en la juventud, y entre la administración y los agentes sociales relacionados con el sector juvenil.

  4. Las políticas de juventud deben impulsar, la autonomía de las personas jóvenes, favoreciendo la formación, la empleabilidad, el emprendimiento, la iniciativa y creatividad juvenil, la inclusión social, su moralidad, su ocio y tiempo libre, la ciudadanía activa, la diversidad, salud, etc.

  5. Los principios del Pacto Europeo de la Juventud, sobre todo en lo referente a la participación e información juvenil (Agenda 2020), están presentes en el documento.