Viernes26 Abril 2019

Información sobre sustancias

cannabis

¿Qué es?

El cannabis es una sustancia de color verdoso o amarronado parecida al tabaco que se obtiene desecando la sumidad florida y las hojas de la planta de cannabis (cáñamo).

La resina de cannabis o "hachís" es la secreción desecada, de color negro o marrón, de la sumidad florida de la planta de cannabis, que se transforma en polvo o se comprime en forma de tabletas o tortas.

El aceite de cannabis o "aceite de hachís" es un líquido que se extrae del material de la planta desecada o de la resina.

¿Cómo se consume?

Por lo general, todas las formas de cannabis se fuman. La resina y el aceite de cannabis también pueden comerse o beberse en una infusión.

¿Cuáles son sus efectos?

El cannabis puede producir una sensación de bienestar y relajación, así como, en ocasiones, euforia. Además, puede experimentarse una agudización de los sentidos de la vista, el olfato, el gusto y el oído.

¿Cuáles son los riesgos del consumo de cannabis?

A corto plazo, aumenta el apetito y se acelera el pulso. También puede haber problemas para realizar tareas físicas e intelectuales, por ejemplo, conducir un automóvil y pensar en forma lógica. Si se consume en grandes dosis, puede agudizarse la percepción del sonido y el color, en tanto que el pensamiento se hace más lento y confuso. Si la dosis es muy alta, sus efectos son semejantes a los de los alucinógenos, ya que puede provocar angustia, pánico e incluso brotes psicóticos.

El consumo sistemático puede generar dependencia psicológica, al punto de que se llega a perder interés en todas las demás actividades, por ejemplo, en el trabajo y las relaciones personales. Estudios recientes realizados en el Reino Unido demuestran que existe un vínculo entre el consumo de cannabis y el aumento de los casos de esquizofrenia.

Otros riesgos

El humo del cannabis contiene un 50% más de alquitrán que los cigarrillos con alto contenido de esa sustancia, lo que expone a los consumidores a un mayor riesgo de contraer cáncer de pulmón y otras enfermedades de las vías respiratorias.

 

cocaina

¿Qué es?

La cocaína es un polvo muy fino de color blanco o blancuzco que actúa como potente estimulante. Se extrae de las hojas de la planta de coca. La que se obtiene en la calle puede estar diluida o "cortada" con otras sustancias para aumentar la cantidad. El crack es cocaína procesada y mezclada con amoníaco o bicarbonato de sodio (polvo de hornear) y tiene el aspecto de pequeñas escamas o cristales.

¿Cómo se consume?

Por lo general, la cocaína se inhala, se aspira por la nariz o se inyecta, y el crack se fuma.

¿Cuáles son sus efectos?

La cocaína puede generar una sensación de exaltación y euforia. Además, suele desencadenar un aumento temporal de la agudeza sensorial y la energía, así como la pérdida momentánea del apetito y el cansancio.

¿Cuáles son los riesgos del consumo de cocaína?

A corto plazo produce pérdida de apetito, aceleración de la respiración, aumento de la temperatura del cuerpo y aceleración del ritmo cardíaco. El usuario puede actuar de manera extraña, errática y en ocasiones violenta.

Las dosis excesivas de cocaína pueden causar convulsiones, ataques, derrame cerebral o insuficiencia cardíaca.

Su consumo prolongado acarrea diversos problemas de salud, algunos de los cuales dependen de la forma de consumirla. Si se inhala, afecta gravemente la mucosa nasal; si se fuma, puede causar problemas respiratorios; y su consumo por inyección puede causar abscesos y enfermedades contagiosas. También puede plantear otros riesgos, independientemente de la forma en que se consuma, entre ellos fuerte dependencia psíquica, desnutrición, pérdida de peso, desorientación, apatía y un estado semejante a la psicosis paranoide.

Otros riesgos

Mezclar la cocaína con alcohol es peligroso y aumenta enormemente el riesgo de muerte repentina.

 

extasis

¿Qué es?

El éxtasis es un estimulante psicoactivo que suele fabricarse en laboratorios ilegales. En realidad, el término "éxtasis" ha evolucionado y ya no se aplica a una sola sustancia, sino a una variedad de sustancias con efectos análogos. Actualmente se suele considerar "éxtasis" a toda tableta con logotipo, independientemente de su composición química. Si bien la droga suele circular en forma de tabletas, pastillas o píldoras, también puede venir en polvo o en cápsulas. La forma y el tamaño de las tabletas pueden variar mucho.

¿Cómo se consume?

Por lo general se ingiere, aunque también puede aspirarse o inyectarse.

¿Cuáles son sus efectos?

El éxtasis puede aumentar la capacidad de empatía y producir una sensación de intimidad afectiva con las personas que están alrededor. También aumenta la sociabilidad y la energía.

¿Cuáles son los riesgos del consumo de éxtasis?

A corto plazo, puede inducir al organismo a hacer caso omiso de señales de peligro como la deshidratación, el mareo y el agotamiento, y socavar su capacidad para regular la temperatura. Además, puede dañar gravemente órganos como el hígado y los riñones. Algunas veces provoca convulsiones e insuficiencia cardíaca.

Si se consume en grandes dosis, también causa inquietud, angustia y alucinaciones intensas.

El consumo prolongado de éxtasis puede dañar ciertas zonas del cerebro, lo que provoca grave depresión y pérdida de memoria.

Otros riesgos

Las tabletas, pastillas o píldoras que se venden como "éxtasis" pueden contener otras sustancias potencialmente peligrosas que pueden variar considerablemente en lo que respecta a su potencia y efectos.

 

heroina

¿Qué es?

La heroína es una droga adictiva con propiedades analgésicas que se obtiene de la morfina, sustancia natural presente en la planta de amapola. La heroína pura es un polvo de color blanco. La que se vende en la calle suele ser de color blanco amarronado porque está diluida o "cortada" con impurezas, lo que hace que cada dosis sea diferente.

¿Cómo se consume?

Por lo general se inyecta, pero también puede fumarse, inhalarse o aspirarse por la nariz.

¿Cuáles son sus efectos?

La heroína puede aliviar la tensión, la angustia y la depresión. Hace olvidar el malestar o dolor físico o el sufrimiento emocional. Si se consume en grandes dosis puede provocar euforia.

¿Cuáles son los riesgos del consumo de heroína?

A corto plazo, produce contracción de las pupilas, náuseas, vómitos, sopor, pérdida de concentración y apatía. La heroína es muy adictiva y puede desencadenar dependencia física y psicológica

rápidamente. Se corre el peligro de desarrollar tolerancia a la droga, lo que significa que constantemente se necesitan dosis mayores para lograr el efecto deseado.

El consumo prolongado de heroína tiene una diversidad de efectos graves en la salud. Entre otras cosas, puede causar grave pérdida de peso, desnutrición y constipación. También puede ocasionar menstruación irregular, sedación y apatía crónica. La suspensión abrupta del consumo da lugar a un síndrome de abstinencia con síntomas que pueden ser intensos, entre ellos, calambres, diarrea, temblores, accesos de pánico, rinorrea, escalofríos y sudoración.

Otros riesgos

Se corre el riesgo de sobredosis, que puede dar lugar a un estado de coma y a la muerte por depresión respiratoria.

 

lsd

¿Qué es?

La LSD es una droga semisintética obtenida del ácido lisérgico, sustancia presente en un hongo que crece en el centeno y otros cereales.

La LSD, llamada comúnmente "ácido", es uno de los alucinógenos más potentes. Se suele vender en la calle en forma de pequeños cuadrados de papel secante con gotas que lo contienen, pero también en forma de tabletas o cápsulas u, ocasionalmente, en forma líquida. Es una sustancia incolora e inodora de sabor ligeramente amargo.

¿Cómo se consume?

Por lo general se ingiere.

¿Cuáles son sus efectos?

El consumo de LSD desencadena marcados cambios en el pensamiento, el ánimo y los sentidos, además de sentimientos de empatía y sociabilidad. Sin embargo, los efectos exactos varían según el estado mental del consumidor y el entorno en que se encuentre.

¿Cuáles son los riesgos del consumo de LSD?

A corto plazo, produce delirio y distorsión de la percepción. Altera la perspectiva geométrica y la noción del tiempo y agudiza la percepción de colores y sonidos y el sentido del tacto. Algunos consumidores se ven invadidos de pensamientos y sentimientos aterradores intensos como el miedo a perder el control de sí mismos, a la locura y a la muerte, así como de sensaciones de desesperación.

Los efectos físicos son leves, en comparación con los psicológicos y emocionales. Entre ellos cabe mencionar dilatación de las pupilas, aceleración del pulso y aumento de la presión sanguínea, pérdida de apetito, insomnio, boca reseca y temblores.

 

metanfetamina

¿Qué es?

La metanfetamina forma parte del grupo de drogas llamado estimulantes de tipo anfetamínico (ETA). Se trata de una droga sintética que suele fabricarse en laboratorios ilegales.

Se vende en forma de polvo, tabletas o cristales que parecen astillas de vidrio.

¿Cómo se consume?

Puede ingerirse, aspirarse o inhalarse, fumarse o inyectarse.

¿Cuáles son sus efectos?

La metanfetamina desencadena una sensación de bienestar físico y mental y una oleada de euforia y exaltación. El consumidor siente aumentar temporalmente la energía y suele considerar que mejora su rendimiento en labores manuales o intelectuales. Por lo general, deja de sentir hambre y cansancio durante cierto tiempo.

¿Cuáles son los riesgos del consumo de metanfetamina?

A corto plazo, puede provocar pérdida de apetito y respiración agitada. Es posible que se acelere el pulso y aumente la presión sanguínea y la temperatura del cuerpo, lo que causa sudoración. Si se consume en grandes dosis, puede causar inquietud e irritabilidad y pueden sufrirse accesos de pánico.

Las dosis excesivas de metanfetamina pueden dar lugar a convulsiones y ataques y a la muerte por insuficiencia respiratoria, infarto o insuficiencia cardíaca.

El consumo prolongado de metanfetamina puede provocar desnutrición, pérdida de peso y dependencia psicológica.

Cuando los consumidores crónicos la suspenden, suele sobrevenir un período prolongado de sueño y luego depresión.

Otros riesgos

En ocasiones el consumo de metanfetamina desencadena una conducta agresiva, violenta y extraña.