Jueves19 Octubre 2017

Estudio de tramos de la red de túneles bajo las Murallas Reales

galeria subterranea

El Servicio de Patrimonio Cultural de la Consejería de Educación y Cultura ha llevado a cabo, en colaboración con efectivos del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS), y de operarios de la empresa pública Obimace, los estudios previos para valorar si es posible recuperar, para la apertura al público y la realización de visitas guiadas, la red de minas y contraminas situada bajo las Murallas Reales.

Una vez revisada la documentación histórica y examinadas las posibles entradas, se han seleccionado cuatro accesos que se han explorado para comprobar su estado de conservación y dimensiones, entre otros aspectos. Para ello se ha contado con la colaboración de varios bomberos que han realizado las comprobaciones necesarias en el interior de las galerías (estabilidad de los túneles, presencia de materiales tóxicos o inflamables, etc.) así como la de empleados de la empresa Obimace que han procedido, tras la finalización de las exploraciones, a tapiar de nuevo las entradas hasta que se acometa un proyecto de recuperación.

Los resultados obtenidos han mostrado como la entrada más adecuada la situada en el foso del Revellín de San Ignacio, que permite el acceso a una de estas minas en una longitud mínima de unos 20 metros. La galería está actualmente colmatada por escombros y basura por lo que será necesario, en primer lugar, proceder a su retirada, y posteriormente elaborar un proyecto de rehabilitación y adecuación para las visitas públicas.

Las galerías de contraminas constituyen una vasta red de túneles, a veces construidos y en otras ocasiones abiertos en la misma roca, construidos en el siglo XVIII como parte del dispositivo defensivo del frente occidental de Ceuta. En los trabajos de acondicionamiento de la antigua Sala Municipal de Arqueología (Jardines de la República Argentina) fueron localizados varios tramos de estos túneles que fueron rehabilitados y abiertos al público en 1967 cuando fue inaugurada. Permanecieron abiertos hasta la década de los 90 cuando el traslado del Museo motivó su sellado.