Viernes26 Mayo 2017

Palacio Autónomico

Palacio2

El palacio consistorial actual se compone de dos edificios yuxtapuestos, que se comunican perfectamente en todos sus niveles. La nueva construcción tiene dos fachadas, una primera que mantiene las líneas básicas de macizos y vanos del Ayuntamiento antiguo, y una segunda formada por un muro cortina que se interrumpe para dar movimiento a la fachada y adaptarse a la forma del solar.

En el interior, un amplio vestíbulo da luz a las dependencias dedicadas al público, y amplitud a la planta en la que se encuentran los espacios de trabajo de la Presidencia y la Asamblea, para macizarse en los dos niveles siguientes, en los que se sitúan oficinas administrativas. Son sus características la luz, la amplitud y la sencillez, en la idea fomentada por la administración de finales de los años 80 de que esta debía ser transparente no sólo en sus actuaciones sino también en sus formas externas y arquitectónicas.

Al nivel de la planta presidencial del nuevo palacio se comunica la planta noble del antiguo. El edificio de Romero Barrero está compuesto por dos piezas rectangulares dispuestas en ángulo recto, y formando rótula entre ellas, una pieza de planta circular que forman un cuerpo cilíndrico en el que está su entrada, coronado todo él por una cúpula sencilla, pero armónica con el estilo decorativo de todo el conjunto, de marcadas líneas eclécticas, entre lo palaciego y lo modernista.

AyuntamientoLa planta noble se compone de un largo corredor, decorado hoy con algunos retratos del Monarca reinante, y entregas de condecoraciones de la institución como la Medalla de la Ciudad y la Autonomía, el Escudo o la distinción de Hijos Adoptivos y Predilectos.

A este pasillo se abren tres salones de estilos diferentes: el más grande, el Salón del Trono o de Fiestas, de estilo francés, estaba bien definido por el arquitecto, aunque en su decoración intervinieron el pintor Mariano Bertuchi Nieto, autor de los tres óvalos al óleo que representan los Reales Sitios de La Granja de S. Ildefonso, El Retiro y Aranjuez, y el escultor Cándido Mata Cañamaque, autor de la obra de escayola y estuco. En el Salón se halla hoy expuesto el Pendón Real de la Ciudad, que sustituye al que trajera consigo el Rey Juan I en 1415. En el Archivo de Simancas se encuentra el documento de toma de posesión de la Ciudad por el Corregidor de Gibraltar, Antonio Felices de Ureta, en nombre de Felipe II, el 7 de septiembre de 1580, y cómo en su transcurso el Corregidor entregó y mandó tremolar un Pendón, enviado por el Duque de Medina Sidonia, como Adelantado Mayor y Capitán General de Andalucía, de brocado carmesí, con las armas pintadas en una cara de España y en la otra de Portugal.

En la misma urna que lo contiene, se exponen los dos bastones que utilizan los presidentes de la Institución en sus actos oficiales, siendo el primero de ellos el adquirido en 1924 por el Alcalde Ricardo Rodríguez Macedo y el segundo, que recibió en uno de sus dos mandatos el Alcalde Baldomero Blond Llanos como obsequio de los funcionarios municipales. Este último fue donado por sus hijos, en 1957, al Consistorio con la condición de que sólo fuese utilizado por quienes ocuparan el sillón siendo hijos de Ceuta, lo que desde que Blond dejara de hacerlo, en 1918, no había ocurrido hasta entonces.

Correspondiendo al cuerpo cilíndrico del edificio encontramos una pequeña sala de descanso decorada en estilo Imperio, que es conocida como "La Rotonda". Desde sus balcones se dirigieron los Reyes Alfonso XIII y su esposa al pueblo en 1927, como también desde ellos se proclamó la II República, y en general todos los grandes acontecimientos de la población se anunciaron desde esa estancia. Actualmente cuelgan de sus paredes cuatro obras del gran marinista español, cuyas obras se exponen en instituciones como el Museo del Ejército y el Museo Naval, Benigno Murcia Mata, hijo de Ceuta y funcionario municipal que fue. Se trata de cuatro óleos en tabla, que representan sendas vistas de la ciudad del siglo XIX: El Puente del Cristo, el Foso de la Almina, la fachada del Convento de Trinitarios –antigua Madrasa o universidad árabe– y la Torre de la Vela o de la Mora.

Actualmente, en la Rotonda se ha sustituido la mesa y las sillas originales por otras que permiten la reunión de más personas. Sin embargo, el mobiliario se conserva en un pequeño acceso a la cabecera del Salón del Trono. En el año 2001 se adquirió una pequeña escultura que, inspirada en la que hiciera el escultor Mariano Benlliure para Madrid, representa al héroe ceutí de la Guerra de la Independencia, el Teniente Jacinto Ruiz de Mendoza, obra de Luis Martín de Vidales.

SalonActos

Por último, en el otro cuerpo del edificio, está el Salón de Sesiones antiguo que hoy se reserva a contados actos oficiales. De estilo renacimiento español, con azulejos de Talavera especialmente hechos para el mismo, y con un mobiliario tallado de gran calidad, tiene como gran atractivo el magnífico artesonado simulado, quizá la mejor de las piezas del artista Cándido Mata a quien ya nos hemos referido.

La planta noble se comunica con la de acceso o baja por una escalera imperial, de doble tramo, en la que destacan tanto la decoración de estuco, como las balaustradas de madera y los azulejos y piezas cerámicas de Talavera del, quizá, más interesante autor de cerámicas español de su época, J. Ruiz de Luna, iniciador de una importante escuela. El testero principal lo ocupa una magnífica vidriera diseñada por el pintor granadino Mariano Bertuchi, que fuera Concejal del Ayuntamiento de Ceuta y fundador de la Escuela de Tetuán, durante el Protectorado Español en Marruecos, contándose entre otros méritos el haber dibujado todos los sellos del Protectorado entre 1928 y 1955. Representa un ventanal en el que aparece una armada llegando a la ciudad por mar, bajo el escudo de la Ciudad, que es el de Portugal, timbrado de marquesal y con el castillo que en el Reino aparece en jefe, aquí en punta, lo que en heráldica significa la diferencia entre la metrópoli y una de sus ciudades. En lo más alto, el escudo Real de España, sostenido por dos leones y ante el ventanal dos maceros, con el uniforme que usan en Ceuta, sus escudos y las mazas de plata en sus manos. Tanto esta vidriera, hecha en vidrio catedral, como la claraboya decorada, de vidrio grisalla, fueron ejecutadas por La Veneciana de Zaragoza.

Por último, y no menos importante, a la entrada del Palacio se halla el antiguo despacho del Alcalde, hoy reservado a actos oficiales. Originalmente en estilo renacimiento –aunque hoy alterado en su entelado y dorado de algunos de los marcos de sus cuadros– conserva todo el empaque de su mobiliario tallado, y la belleza de las pinturas que lo decoran, entre ellas, dos obras de Bertuchi que representan un retrato del Teniente Jacinto Ruiz y una vista de Ceuta tal y como tantas veces la fotografiara el artista cartagenero, afincado en la ciudad durante largos años Bartolomé Ros Ros.